26 sept. 2010

AUTOMATIZACIÓN DE BIBLIOTECAS EN LA NUBE

UNA NUEVA ESTRATEGIA SE IMPONE EN MATERIA DE GESTIÓN DE BIBLIOTECAS
Los medios sociales y los entornos de trabajo electrónicos están cambiando y cambiarán aún más las modalidades de gestión y organización de la actividad humana; dado que en los últimos años han venido cambiando las formas en que la gente trabaja y es clarísimo que vienen cambios de mayor impacto en las organizaciones, impacto que será extensivo desde luego a las bibliotecas, de modo que los bibliotecólogos tendremos que encontrar nuevas prácticas aplicadas a la gestión bibliotecaria al igual que lo harán las demás organizaciones del entorno..
Afirma (SCHUSCHNY, 2010) que las organizaciones que basen sus procesos de innovación en esquemas colaborativos son las que tienen y tendrán el potencial de marcar una diferencia. Se trata de organizaciones que promuevan verdaderos procesos de descentralización con el fin de aprovechar al máximo la creatividad de quienes se involucren con ellas.
Para que las bibliotecas evolucionen positivamente y tengan la posibilidad de posicionarse adecuadamente en su espacio, tendrán que ser más eficientes en el manejo de los costos de operación y en la generación de productos y servicios. De ahí que basar los procesos de innovación en esquemas colaborativos, es la alternativa que tiene el poder de sobresalir como marca de éxito en el futuro inmediato. Se trata de bibliotecas que promoverán verdaderos procesos de descentralización, con el fin de aprovechar al máximo su propia creatividad y la de sus aliados.
Internet se ha confabulado con esta teoría y ha contribuido a reducir de manera exponencial los costos en la producción de recursos de información, veamos casos colaborativos como Wikipedia, la distribución digital en los entornos sociales y laborales o las alianzas estratégicas que se dan entre entidades con el propósito de ser más eficientes; por ejemplo en la producción de sitios Web o catálogos colectivos constituidos posteriormente en riquísimos bancos de información.
El desafío de hoy consiste en saber tomar decisiones (cuáles decisiones tomar y cuáles no tomar). Maikol Porter recalcaba en el año 1998 la importancia de identificar las decisiones que NO se deben tomar por encima de aquellas que debieran tomarse. A veces las tendencias administrativas que están de moda nos arrastran al extremo que no cuestionarnos los beneficios y perjuicios que podrían tener en los servicios, productos o la gestión misma de la biblioteca.
Específicamente quiero reflexionar sobre una tendencia que ha surgido con la aparición de los sistemas cliente servidor para la automatización de bibliotecas; aunque este tipo de sistemas tuvieron su origen muchos años atrás, no es sino hasta ahora (año 2010) que están empezando a implementarse en nuestro medio, Costa Rica.
La participación en sistemas colaborativos es un factor de éxito en el medio bibliotecológico; pareciera entonces que debemos gestionar nuestros sistemas de automatización, mediante sistemas colaborativos; por ejemplo en materia de catalogación y de esa forma liberar a las bibliotecas o a las organizaciones a las que pertenecen, de cargas adicionales en equipos o contrataciones de personal; veamos la alternativa conocida como computación en la nube.
Tradicionalmente nuestras instituciones han manejado localmente la automatización de servicios bibliotecarios; para ello debían adquirir al menos un servidor y contratar los servicios de un ingeniero en sistemas para atender la parte informática de la biblioteca, realizar la instalación de programas y sus respectivas actualizaciones, control antivirus, hacer los backups, velar para que el software corra correctamente, eliminar inconsistencias, facilitar el desarrollo de bases de datos, sin contar gastos en inversión de energía, aire acondicionado para el servidor, más el tiempo invertido por los profesionales en bibliotecología, etc.
Las cosas han cambiado, hoy por hoy existe un movimiento de hosting conocido como “Cloud Computing” según el cual diversas entidades ofrecen la opción de instalar los sistemas automatizados en una nube, esto es en el servidor o servidores de una organización externa aliada, la cual asume las responsabilidades mencionadas en el párrafo anterior, eximiendo a la biblioteca de inversiones y contrataciones que demandan un servicio de ese tipo bajo la modalidad local. La institución aliada o proveedora del servicio en la nube es la responsable de velar por el correcto funcionamiento de los servidores y los programas de automatización de la biblioteca, corrige inconsistencias, maneja el control de antivirus, realiza los backups y en general todas aquellas tareas necesarios para que el usuario reciba un servicio de calidad, incluyendo el cambio de los equipos cuando llegue el momento de reponerlos, sin importar si se trata de tareas relacionadas con el préstamo o reservación de libros, alertas de novedades, control presupuestario, búsquedas de información o cualquiera otra de las funciones propias del programa de automatización; todo en el marco de un convenio o contrato de alojamiento, cuyo monto es ínfimo comparado con lo que las bibliotecas venían invirtiendo bajo el sistema tradicional. Hay muchas empresas que ofrecen el servicio; entre ellas puedo mencionar a Janium y EOS International que son dos compañías que ofrecen dicho servicio en nuestro entorno.
Todo pareciera indicar que el “Cloud Computing” tiene asegurado su éxito como estrategia empresarial colaborativa; sin embargo, la automatización en la nube también tiene riesgos que el administrador de la biblioteca debe valorar; por ejemplo, la seguridad de la información, posibilidad de un conflicto bélico que convierta en objetivo militar la nube o la posibilidad siempre presente de que la nube llegase a ser afectadas por un desastre natural. Si contamos con una respuesta satisfactoria a las amenazas posibles que podrían llegar a presentarse en la nube, mi recomendación es en favor del alojamiento de los sistemas de automatización bibliotecológica en la nube, porque de esa forma las bibliotecas sacan ventaja de los beneficios que otorga esta modalidad de alianza, principalmente en el plano financiero que es uno de los más críticos en materia de gestión de bibliotecas.
Bibliografía
PORTER, M. Qué es la estrategia
[Consultado el: 30 de agosto de 2010]. Disponible en:
http://www.emprendedor.com/portal/content/view/328/26/.
SCHUSCHNY, A. De la Computación en la Nube, a la Empresa en la Nube. Buenos Aires:
[Consultado el: 30 de agosto de 2010]. Disponible en:
http://humanismoyconectividad.wordpress.com/2010/06/26/en‐la‐nube/.

1 comentario:

JR Arce dijo...

En la siguiente dirección hay información complementaria. http://www.archpapers.com/

Directorio Blogger