15 sept. 2013

China

China:  Es el título del libro que estoy leyendo este mes. Lo elegí ante la percepción de que el siglo XX fue el siglo de Estados Unidos y también el siglo que ha marcado el período del despegue del talento de China en el mundo,  y todo apunta a que el siglo XXI será el siglo de China.

En esta obra fundamental, el autor presenta sus conocimientos sobre el gigante asiático, sus orígenes y las particularidades de la visión china del mundo. Desde las reformas internas de este país en los 70 para abandonar gradualmente el colectivismo y adoptar las formas de producción capitalistas y su apertura al exterior, el ascenso de la potencia asiática es imparable y está cambiando las reglas de juego en la escena económica y política mundial.

El libro busca esclarecer para el lector occidental las concepciones ideológicas que guiaron la evolución de China desde los inicios de esa civilización hasta el presente y que explican su singularidad y su modo de relacionarse -o de no hacerlo- con el resto del mundo. El resultado es un viaje apasionante por la historia de ese país que contribuye a correr el velo que aún oculta buena parte de su realidad a los ojos extranjeros.

Trata "la forma conceptual en que los chinos se plantean los problemas de la paz, la guerra y el orden internacional" y cómo se vinculan con la concepción que los Estados Unidos tienen de estos mismos temas. Desde su posición de actor, testigo privilegiado e interlocutor de muchos dirigentes de primera línea de la potencia asiática, Kissinger explica los cambios ideológicos que acompañaron a estas evoluciones prácticas, las reformas económicas y la apertura diplomática, que pueden resumirse en un trayecto de Confucio a Mao y de regreso a Confucio.

Recordemos que el autor de esta obra fue uno de los artífices de la impactante reconciliación de 1972 entre Washington y Pekín, cuyo punto culminante fue la visita del entonces presidente Richard Nixon a Mao.  Convencido de que el auge chino puede ser compatible con un orden mundial estable y seguro pero consciente a la vez de que ése no es un porvenir garantizado sino asechado por numerosos peligros, explora las posibles analogías con otras coyunturas de la Historia contemporánea.

Aunque  China todavía enfrenta desafíos nacionales importantes, en particular en el plano social -pobreza- y demográfico -sobrepoblación y envejecimiento a la vez; se da por sentado, que el auge de China implica un  estancamiento de los Estados Unidos.

Un libro obligado para todo el que desee asomarse a lo que puede ser el espectáculo del mundo en las próximas décadas.

La cita del libro es:  Kissinger, Henry. China. Madrid, Random House, 2012

No hay comentarios:

Directorio Blogger