24 jun. 2017

Importación de libros (en Costa Rica) se contrajo en los últimos tres años

TOMADO DEL DIARIO "La Nación" del 23 DE JUNIO DE 2017, pag 16A
POR CARLOS CORDERO PÉREZ carlos.cordero@nacion.com

La importación de libros a Costa Rica se contrajo en los últimos tres años, afectada por la caída en las categorías de diccionarios y enciclopedias y de textos para enseñanza.


Se debería a baja en textos escolares: diccionarios y enciclopedias y libros para enseñanza cayeron 44% y 20%, respectivamente, en 2016
En el país, un 20% de la población, más de un millón de personas,  leen en forma regular y tendrían los recursos y la capacidad de consumo de libros, según los empresarios del sector. | ARCHIVO
“La caída se debe a los textos escolares”, explicó Luis Amón, gerente general de Librería Internacional. El ejecutivo estima que en el país un 20% de la población, más de un millón de personas, leen en forma regular y tienen recursos y capacidad para el consumo de libros.

Según el Ministerio de Hacienda, en el 2013 la importación de libro era por $33 millones y en el 2016 sumó $27 millones, una caída de 18% en ese periodo.

Solo en el 2016, la baja total fue de 6,5% respecto a 2015; por categorías hubo caídas del 44% en diccionarios, enciclopedias y fascículos; del 19% en libros para enseñanza; y 5% en los libros, folletos e impresos.

La importación de diccionarios, enciclopedias y fascículos cayó, incluso, en el 2013, último año en que se registra un aumento en las importaciones.

Luis Monge, presidente de la Cámara Costarricense del Libro, indicó que las librerías bazares, que venden libros escolares, se han visto afectadas.

La contracción de las importaciones en general se siente desde el 2014. En cambio las exportaciones crecieron 31% a $9,8 millones en el 2016, pero no terminan de estabilizarse pues un año crece y el otro decae.

La producción local venía aumentando hasta el 2012, el último año que se tiene registrado.

La Cámara y los comerciantes le restan méritos al libro digital como causante de la contracción de las importaciones.

El consumo de libro digital apenas es de 3% en países como España y, según Amón, en varios mercados registran caídas de hasta 35% anuales.

“En nuestro caso, la mayoría de los  clientes, a pesar de tener la facilidad de acceder a las nuevas tecnologías, prefieren adquirir el libro en soporte de papel”, dijo Tatiana Montecinos, administradora de Librería Nueva Década, ubicada en San Pedro de Montes de Oca.

Los libros para educación y las enciclopedia y diccionarios se ven afectados por el mayor uso de opciones sustitutas en Internet. Los proyectos del Ministerio de Educación Pública y de las fundaciones Omar Dengo y Quirós Tanzi también facilitan diversos recursos en línea.

El mercado del libro físico estaría creciendo a partir de textos dirigidos a cubrir nuevas tendencias de consumo. Además, existe optimismo por el aumento de los niveles de comprensión de lectura en los centros educativos a partir de los programas de fomento.

Monge indicó que se observa el surgimiento de nuevas pequeñas librerías.

En Nueva Década la estrategia se dirige a afianzar su mercado agilizando pedidos al exterior, con servicios para acortar envíos de los proveedores; y afinando la selección de títulos.

Librería Internacional se ha orientado a libros de espiritualidad y autoayuda, idiomas, fotografía, cocina, salud, ejercicio, negocios, historia, adultos jóvenes y estilos de vida.

EVOLUCIÓN DE LAS IMPORTACIONES Y EXPORTACIONES DE LIBROS EN COSTA RICA.
Fuente: Ministerio de Hacienda y Ministerio de Cultura.
Daniel Solano y Carlos cordero / La Nación.
En literatura y las diferentes áreas también se ofrecen libros a los que los distintos segmentos puedan tener acceso. “El crecimiento es de doble dígito”, afirmó Luis Amón. 


No hay comentarios:

Directorio Blogger