4 may. 2013

Bibliotecas digitales

La biblioteca digital es el nuevo modelo al que las bibliotecas deben aspirar. Existen conceptos complementarios sobre este tema; pero me gusta la propuesta de Tramullas (2002) dice que la “biblioteca digital es un sistema de tratamiento técnico, acceso y transferencia de información digital, estructurado alrededor del ciclo de vida de una colección de documentos digitales, sobre los cuales se ofrecen servicios interactivos de valor añadido para el usuario final” en la biblioteca digital los contenidos adoptan, al igual que en las bibliotecas tradicionales, la forma de colección, sobre la cual se crean y desarrollan servicios cuya finalidad es la satisfacción de las necesidades del usuario final. Es una propuesta terminológica que mantiene vigencia  y que 10 años después de su publicación desafía a los profesionales de la información a un debate o discusión sobre el tema.

Vale agregar que el concepto de biblioteca digital implica necesariamente la consideración del aporte humano que hace funcionar el sistema (son los expertos encargados de ofrecer un contexto que facilite al usuario la explotación de los recursos de información) y el uso de las telecomunicaciones, es decir, el acceso a la información de forma remota e independiente del lugar y número de conexiones. 

El planeamiento y desarrollo de una biblioteca digital hace necesario el establecimiento previo de políticas que han de contemplar factores más numerosos y complejos que los de una biblioteca tradicional. Especial relevancia cobra el acceso a la información, al punto que el usuario de los servicios de la biblioteca digital tiende a identificar la colección con el acceso a la misma. El núcleo de las colecciones digitales lo forman los documentos digitales; estos pueden proceder tanto de procesos de digitalización o de fondos propios, como de la adquisición de colecciones creadas por terceros o de la compra del derecho de acceso de otras colecciones también creadas o comercializadas por terceros.  

Los servicios de valor añadido son la clave de la actividad de las bibliotecas digitales, es necesario e ineludible integrar al usuario en el diseño, desarrollo y evaluación de este tipo de bibliotecas. Aspectos tecnológicos u organizativos desde una perspectiva bibliotecológica meramente teórica carecen de validez en espacios de información digital, en los cuales las necesidades, las pautas de comportamiento y las actividades del usuario deben ser estudiadas y analizadas específicamente. 

Finalmente vale la pena señalar que aspectos como la interfaz de usuario
arquitectura de la información, navegación y usabilidad cobran especial importancia en este tema. 

Para mayor información sobre el tópico sugiero la siguiente lectura: 
Tramullas, J. (2002). Propuestas de concepto y definición de la biblioteca digital, III Jornadas de Bibliotecas Digitales. (pp. 11-20). Madrid, España.

No hay comentarios:

Directorio Blogger